La Era Digital como herramienta para el ejercicio profesional del abogado

La modernización de las grandes Industrias a nivel Global se ha caracterizado por la tendencia al uso de herramientas tecnológicas como medio para solventar las crisis económicas, sociales y políticas; y a las cuales los abogados no podemos ser ajenos. Este artículo tiene como propósito inmiscuirse en los pilares fundamentales del ejercicio profesional como tal, en dónde veremos la importancia de la implementación de medios tecnológicos para el desarrollo de actividades típicas que se desarrollan en torno a un bufete u oficina de abogados.

Son muchos los planteamientos que se generan alrededor de esta temática, sin embargo, nos centraremos en enfatizar la cantidad de procesos que puede llevar un abogado frente al ejercicio profesional, por lo que consideramos que es de prima importancia resaltar La Era Digital como un instrumento de eficiencia para el desarrollo de procesos y dirigencias presentadas en el mundo legal.  Las nuevas tendencias legales han mostrado grandes avances en torno a la madurez digital que deben ser implementadas en las oficinas de abogados, donde se han visto herramientas para evaluar contratos, simplificar el proceso de diligencia, realizar aspectos de transacciones legales y la creación del chatbots.  Frente al anterior punto es menester recordar que casi todas las autoridades y entidades del Estado cuentan con un portal web para hacer distintos trámites y procedimientos. 

Los desafíos más relevantes para emerger en la industria digital  y en el mercado legal informático, son: i) El temor por violación de información digital y ii) Falta de presupuesto para adquirir los recursos necesarios y poder desarrollar plataformas web convincentes. Sin embargo, las herramientas digitales se han vuelto esenciales en la cotidianeidad del centro legal, en la medida que posicionan al abogado en una escala más avanzada frente a los negocios o diligencias de sus respectivos clientes. Se hace evidente la necesidad de implementar herramientas adecuadas, dejando de lado las dificultades planteadas anteriormente para innovar en la manera de socializar con los clientes y personas que rodean el entorno legal.

Por último, queremos resaltar la importancia de la comunicación digital cómo un aliado para cumplir con las responsabilidades que se tienen frente al cliente. Los clientes son el epicentro de cualquier perspectiva empresarial, por eso consideramos que los abogados deben tener unos enfoques definidos para diseñar estrategias que satisfagan las necesidades, expectativas y problemas que se puedan presentar en el marco legal por medio de transformaciones tecnológicas que signifiquen innovación en las firmas y en su relación con quienes tengan una determinada problemática.   

Escrito por: Mateo De Narváez Bonnet

Abogado Junior Brandcop.

Importancia del contrato de trabajo en el Derecho Deportivo

La legislación colombiana no se ha ocupado formalmente de regular el deporte, un hecho por el cual sin duda está en mora ya que este ha venido tomando mayor fuerza y relevancia en las actividades diarias de las personas, lo que ha generado que deje ser un  pasatiempo para convertirse en una actividad profesional y además en un fenómeno cultural, social y económico de proporciones inimaginables.  En el presente artículo se expondrán las reglas y procedimientos por los cuales un deportista queda vinculado con una determinada entidad, señalando la importancia de las obligaciones contraídas por cada una de las partes y las principales causales de terminación de dicha relación jurídica. 

El vínculo jurídico concerniente a la práctica laboral entre el deportista y sus empleadores, clubes o entidades deportivas se denomina contrato de trabajo, el cual debe contener una serie de condiciones que se verán más adelante; por el momento es importante definir dicha relación laboral, entendiéndola como un vínculo jurídico entre un deportista y una entidad deportiva, para que una persona realice una actividad personal a cambio de un salario y por medio del cual medie entre los dos una subordinación.

Ahora bien, es menester señalar las características de las cuales está revestido este contrato de trabajo, estructura que debe contener las siguientes condiciones; 1. Debe constar por escrito. 2. Es un contrato a término fijo o definido (en Colombia el límite máximo es de tres años).  3. Al no existir un modelo de contrato para los deportistas profesionales, en cada contrato de trabajo deportivo debe existir un contenido mínimo; A. identificación de las partes. B. objeto del contrato. C. La retribución acordada, plazos y lugares donde esta deba ser pagada. D. y por último se debe estipular la duración del contrato.

En lo concerniente a las sujetos del contrato de trabajo encontramos por un lado al empleador, el cual puede ser una sociedad anónima o una corporación deportiva (siempre es una persona jurídica), y es la parte obligada al pago de la Seguridad Social, a garantizar el trabajo efectivo del deportista y lo más importante a cumplir con la prestación pactada, o sea al pago de la suma acordada. Por otro lado, se encuentra el/la deportista cuya obligación principal es poner sus disposiciones físicas lo mejor que pueda para la realización del trabajo y cumplir con las ordenes y mandatos interpuestas por la entidad deportiva.

Además, suele añadírsele una serie de cláusulas al contrato de trabajo deportivo, que en caso de incumplirse podrían dar por terminada la relación laboral, ya que las mismas se consideran como justas causas. Unos ejemplos de este tipo de cláusulas son; 1. No usar indumentarias ni referencias de la competencia, 2. No hacer deportes de riesgo, 3. Respetar la imagen de la entidad deportiva. Pero también pueden develar un problema desde el punto de vista del empleador, en la medida en que este no garantice el trabajo efectivo del deportista, entonces este estará en pleno derecho de dar por terminado dicho vínculo jurídico.

La terminación de la relación labor existente entre un deportista y la entidad deportiva usualmente se rige bajo dos postulados; el primero es en lo concerniente al vencimiento del término interpuesto en el contrato y el segundo, corresponde al incumplimiento de alguna de las cláusulas anteriormente mencionadas, por lo cual nace la figura de las “Justas Causas” , las cuales son un claro motivo para dar por terminada dicho vínculo jurídico.

Escrito por: Mateo De Narváez Bonnet

Abogado Junior BrandCop.

El Mundo Empresarial del COVID-19

Algunas interpretaciones sobre los hechos empresariales que son noticia durante la pandemia

Si algo tienen en común las pandemias y las crisis económicas es que ambas generan un marcado cambio de comportamiento en las personas, en los mercados, y en general en varios aspectos de lo que se considera la vida “normal”. Esta similitud resulta práctica, pues por primera vez el mundo se está enfrentando a la pandemia y a la crisis al mismo tiempo.

La situación en la que se encuentran las empresas no solo es complicada, parece un escenario de un examen, tal vez de sociología o de economía con una pregunta que se redactaría de una forma similar a esta: “¿Qué pasaría si se prohíbe la salida de las personas a las calles?”

Hoy, luego de casi cinco semanas de aislamiento preventivo (y dos restantes), seguimos sin saber la respuesta. Sin embargo, hay una cosa que sí es segura, y es que el cambio es inminente.

De un día para otro a las empresas les cambiaron las reglas de juego, y, tanto la mas grande como la mas pequeña, se enfrentaron a una misma coyuntura, y aunque duela decirlo, muchas no sobrevivirán. En medio de todo este desastre, han circulado una serie de ideas nuevas, tanto afuera como adentro de las empresas.

Por la parte externa sucede algo sumamente interesante. Las empresas no se están midiendo en términos de ventas (entre otras porque muchas están teniendo dificultades para vender), por el contrario, se están midiendo en temas de solidaridad, cuál tomó las mejores medidas para sus trabajadores, cuál ha donado más, cual está generando las mejores campañas. Algo no solo nuevo, sino además algo que hace seis meses era impensable. Quién se iba a imaginar una fábrica cerrada, pero pagando salarios, como sucede en Arturo Calle. O firmas de abogados, comprando las cosechas que los campesinos no pudieron vender, y donándola a aquellos que no tienen qué comer. El intelecto en los negocios cambió de enfoque, y ahora se centra en ayudar.

Internamente en las empresas la catástrofe tuvo muchos efectos. Aquellos que no sentían gusto por la tecnología, o que sencillamente no la incluían en su vida, se vieron obligados a hacerlo.

La automatización de los trabajos humanos es un tema que viene de hace varios años, no es nuevo. Y en Colombia no somos ajenos a este. Independientemente de si se está o no de acuerdo, si este tema antes tenía fuerza, el impulso con que va a llegar cuando la pandemia culmine será abismal.

El teletrabajo también demostró un punto importante; con un computador se pueden realizar la mayoría de los trabajos modernos, lo cual dibuja un signo de interrogación sobre la necesidad de las oficinas, y pone en cuestión gigantes como lo es WeWork, pues la necesidad de este tipo de sitios está siendo no solo cuestionada, está siendo probada directamente.

Hubo muchas variantes en estas semanas de miedo, incertidumbre, y reflexión (tal vez forzada). De alguna manera estábamos tan ocupados, que cuando nos vimos obligados a tomar una pausa, no supimos que hacer con el tiempo. Muchos empezaron a cocinar, o a leer. Otros empezamos a escribir. Que hay tragedias, sí, que el desempleo nos afecta a todos, de acuerdo.

Lo importante seria tal vez que estas reflexiones no se olviden. Que este experimento forzado tenga efecto a largo plazo, y las empresas que se dieron cuenta que también sirven para generar sostenibilidad, lo sigan haciendo, pues una cosa que se evidenció en Colombia es la falta, y la inmensa ausencia del llamado “emprendimiento social” que tan de moda está en Europa o en Estados Unidos, y que aquí no ha cogido vuelo no porque no hayan buenas universidades, porque sí las hay, o no porque no hayan emprendedores, porque sí los hay. Sencillamente teníamos otra mentalidad, y tal vez otra finalidad. Pero ahora que las reglas de juego cambiaron, puede que la meta haya cambiado también.

Son estas, algunas de las conclusiones apresuradas a las que se pueden llegar en estos días. Una interpretación de los hechos, si se quiere. De lo que no cabe duda es que INDUMIL fabricando camillas, y ECOPETROL donando 10.000 millones de pesos un día que el petróleo valía menos que un petaco de cerveza, son acciones que están por fuera del paradigma común y corriente. No estamos afirmando que sean solo las empresas que hacen donaciones las que vayas a sobrevivir, o que la clave de éxito es pagar la nómina cuando no están laborando los trabajadores. Estamos afirmando que está sucediendo un cambio de mentalidad, un cambio en la forma en la que se miran los negocios, un antes y un después; el resultado, estamos próximos a vivirlo.


                                                       Escrito por: Juan Diego Beltran Santoyo

                                                                                Abogado Junior BrandCop. 

PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR/ FALLAS EN UN PRODUCTO O PRODUCTO DE BAJA CALIDAD E INCUMPLIMIENTO DE GARANTÍAS

PROTECCIÓN AL CONSUMIDOR

¿Quiénes son responsable por calidad, idoneidad y seguridad de los bienes y servicios prestados?

  • Son responsables los productores, los proveedores y los importadores de los bienes y servicios que pongan en el mercado, teniendo en cuenta la información suministrada al consumidor, las condiciones ordinarias y habituales del mercado y los reglamentos técnicos si existen para ese producto en particular. 

¿Quién debe responder por la garantía de los bienes y servicios?

  • Tanto los productores como los expendedores están obligados a responder solidaria y directamente ante los consumidores por la efectividad de la garantía según la Ley 1480 de 2011 y la Constitución Política, con el fin de restablecer la igualdad de los consumidores frente a productores y distribuidores.

¿Quién asume los costos de reparación?

  • El productor, proveedor o expendedor deberán asumir el suministro oportuno de los repuestos necesarios para la reparación y los gastos y costos que impliquen la reparación por fallas en calidad o idoneidad de un producto

¿Es posible que el consumidor solicite el cambio del bien o la devolución del dinero sin que medie la solicitud de reparación?

  • Si, siempre y cuando el bien no se pueda reparar. En caso de que sea reparable, solo en el evento de repetirse la falla, atendiendo la naturaleza del bien y las características del defecto, podrá solicitarse la devolución del dinero o cambio del bien al productor y/o proveedor o expendedor.

¿Puede un consumidor solicitar el cambio de un producto porque ya no lo quiere? ¿Cuándo procede el derecho de retracto?

  • Sólo será posible cuando el proveedor como política comercial, anuncie a los consumidores que pueden cambiar o devolver los productos, para lo cual normalmente establecen condiciones de carácter temporal.

La SIC reanuda términos en procesos jurisdiccionales

A partir del 04 de mayo de 2020 se reanudaron los términos jurisdiccionales que se adelantan ante la Delegatura para Asuntos Jurisdiccionales.

Los trámites que se reanudaron son:

  1. Los términos de aquellos procesos que se encuentran en curso ante la Delegatura para Asuntos Jurisdiccionales de la SIC por violación a los derechos de los consumidores
  2. Reanudación de los términos de la ley para aquellas demandas o trámites presentados a partir del 17 de marzo de 2020, a través de las tecnologías de la información y las comunicaciones

Lo trámites que NO se reanudan son:

  1. Los procesos que se encuentran en trámite por violación a las normas de competencia desleal e infracción a los derechos de propiedad industrial, los cuales por el momento siguen suspendidos hasta el 30 de mayo de 2020.
  2. Los trámites de verificación de cumplimiento de sentencias, conciliaciones y transacciones celebradas de forma legal, en asuntos de violación a los derechos de los consumidores.

La importancia del registro de marca

En la actualidad, el común de los pequeños y medianos empresarios tienen el concepto errado de que registrar la marca es algo que no necesitan, ni tampoco lo ven como una necesidad a futuro, ya que según opiniones que he oído de diferentes gerentes amigos, dicen que esta garantía de protección está solamente diseñada para las grandes compañías, además que es un proceso costoso, y en pocas palabras es un dinero mal invertido, más que todo por falta de información e interés.

El trámite para la protección del signo distintivo que identifica a su empresa, ya sea sólo con el fin de proteger una imagen corporativa o de identificar cada uno de los productos o servicios que su compañía produce, es una garantía para la consolidación dentro del mercado y métase en la cabeza que este dinero se transformará en la adquisición de un importante activo intangible.

Antes de iniciar este trámite, deberá definir primero que todo la denominación con la que se identifica, y a continuación le daremos algunos tips importantes a la hora de tomar esta decisión que beneficiará en un 100% la imagen y protección de su empresa.

  1. Quien primero solicita un registro de marca gana, por eso antes de iniciar este proceso deberá realizar una investigación previa en la que se detecten y evalúen antecedentes de alguna otra marca igual o similar, a esto lo llamamos “estudio de viabilidad de marca”.
  2. El registro de marca se creó con el fin de proteger una actividad o producto en concreto, por ende, nos regiremos para llevar a cabo este procedimiento ante la Clasificación Internacional de Niza, donde de acuerdo a esta norma emitida por la WIPO (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) clasificaremos de manera correcta el bien o servicio que se desea proteger.
  3. El trámite del registro tiene una duración promedio de seis (6) a ocho (8) meses siempre y cuando no sea objeto de oposiciones, caso en el cual puede tardar entre diez (10) y doce (12) meses.
  4. Es importante recalcar que el registro de marca se concede por un término de 10 años siendo este renovable por el mismo periodo las veces que usted lo vea necesario.

Para finalizar, es importante mencionar que en las empresas modernas los activos de ellas pueden llegar a ser más valiosos los intangibles por encima de los tangibles, por ejemplo, para Facebook INC puede llegar a ser más relevante ejecutar negocios con su marca, que con sus edificios ubicados en Silicon Valley-EEUU.

Así que anímese a llevar a cabo el registro marcario, y hágalo de la mano de Brandcop, donde contará con el mejor grupo de abogados especialistas en Propiedad Industrial.

Escrito por: JAIME GUTIÉRREZ DÍAZ – Asociado Junior BrandCop.